correo electrónico:
lunaenlozada@gmail.com
todos los jueves de 19 a 20 hs.

desde ABRIL de 2016
por "La Desterrada"
http://www.ladesterrada.com
Teléfonos: 4383-9773 y 4383-9774

jueves, 5 de diciembre de 2013

JORGE QUINTANAR


México
EJE X 7:30 A.M.


El bólido fue una mancha extemporánea
horizonte de semáforos
flotaba un aullido interminable
sierpes tras un volante
la bella resplandecía
plomo y monóxidos
 vetas en los pulmones
impaciencia
 oscura fila
estratégicas las pirámides del ego
el caos en una carcajada
fustiga a la ciudad
 látigo del asfalto.
 En: Los rostros fragmentados, UNAM, 2011

ROBERTO GOIJMAN

De: La Vereda Rota/ Roberto Goijman (1996)

Abrirme
Puedo masticar el pensamiento
bárbaro, salvaje del futuro
y abrirme el pecho
cobijarte
y que no sientas frío.

Batucada

Oír los pasos
amedrentados del sistema.
Callarse la boca
y escupir orina por la sangre.

Fly Me To The Moon- Nat King Cole

Joe Cocker - The Moon Is Harsh Mistress (LIVE in Montreux) HD

Juan García Gayo - Lectura 2

Néstor Cheb Terrab



 a Juan García Gayo
                                 in memoriam
el último arco iris
desarticuló la marea
tensó la dirección de los pájaros
arqueó el corazón de un poeta
encendió el brasero abandonado
desconcertados los otros no le quitan los ojos
mañana todo recuperará el rumbo
los peces transparentes desovarán en la piedra elegida
esperando el alimento
la maceta absorberá esta última lluvia
mañana se respirará el silencio
que baja de la India imaginada
el recuerdo empezará su viaje
y los pájaros aprenderán a llorar
mañana un bebé mirará a los ojos de su padre por primera vez
el arco iris perfecto
se irá borrando en paulatinas
él subirá una cuesta de escalones conspicuos
y en un muro escribirá
su último verso

jueves, 28 de noviembre de 2013

ANA BELEN DERROCHE

alberto castillo - el gatito en el tejado

Derroche

Derroche (de Pedro Guerra)
intérprete: Ana Belén



El reloj de cuerda suspendido,
el teléfono desconectado,
en una mesa dos copas de vino,
y a la noche se le fue la mano.

Una luz rosada imaginamos,
comenzamos por probar el vino,
con mirarnos todo lo dijimos
y a la noche se le fue la mano.

Si supiera contar todo lo que sentí
no quedó un lugar que no anduviera en ti.

Besos, ternura, qué derroche de amor, cuánta locura.
Besos, ternura, qué derroche de amor, cuánta locura.
Que no acabe esta noche ni esta luna de abril,
para entrar en el cielo no es preciso morir.

Besos, ternura, qué derroche de amor, cuánta locura
Besos, ternura, qué derroche de amor, cuánta locura.

Parecíamos dos irracionales que se iban a morir mañana.
Derrochamos no importaba nada las reservas de los manantiales.
Parecíamos dos irracionales que se iban a morir mañana.

Si pudiera contar todo lo que sentí,
no quedó un lugar que no anduviera en ti.

Besos, ternura, qué derroche de amor, cuánta locura.
Besos, ternura, que derroche de amor, cuanta locura.
Que no acabe esta noche ni esta luna de Abril,
para entrar en el cielo no es preciso morir

Besos, ternura y la noche es testigo de esta inmensa locura.
Besos, ternura, nuestra ruta de amor se convierte en ternura.

Besos, ternura, qué derroche de amor, cuánta locura.
Besos, ternura, qué derroche de amor, cuánta locura.
Besos, ternura y la noche es testigo de esta inmensa locura.
Besos, ternura, nuestra ruta de amor se convierte en ternura.

Qué derroche de amor, cuánta locura.
Besos, ternura, qué derroche de amor, cuánta locura.
¡Besos!

David Sorbille

Poemas de Un puente de voces 

Cuando el arte se expresa con el alma
A “Eterno retorno”,
de Susana Fernández Sachaos (1999)

Cuando el arte se expresa con el alma
hay un retorno asegurado a la semilla
una placidez que despierta una sonrisa
una contemplación como único fin
en un instante milagroso de la noche
un silencio pletórico de sueños
una bella razón que la inspiraba
al compartir la plenitud de su tiempo
con esa eterna cadencia que disipaba
las sombras y el vacío de las despedidas
porque su materia era el misterio de la vida
y esa fidelidad a la soledad creadora
que era el sentido de su lugar en el mundo
y la expresión inolvidable de su arte




Entre la noche y el sonido de las cosas

A “La verdad se mueve”
de Javier Adúriz (2008)

Entre la noche y el sonido de las cosas
las palabras se reúnen
bajo el techo de una bruma imaginaria
que nos arroja un anzuelo para discutir
el absurdo de los egos indolentes
el mar de la esperanza
el pulso de las horas
los pedazos de la patria
los últimos jazmines de la casa ausente
la balada del amor detrás de los árboles
el abismo de la materia
el pan de la mañana
la sorpresa
de un grito más tierno
para llenar el vacío
esa forma de heredar los simples gestos
agradecer al tiempo una amistad que crece
y un poeta que encarna a todos los poetas
porque de alguna manera somos
una verdad que se mueve

A Roxana Palacios


Poemas de El fusil de trigo  

JUAN L. ORTIZ

A Víctor Hugo Tissera

Juanele dibujó una huella
en el viento que recorre
el fluir de la nostalgia
dejando que las aves
acaricien el agua del tiempo
mientras la sombra crepuscular
arrima la mirada de la luna
y su presencia se hace duende
entre las piedras y el barro
que acompañan al sauce
con sus versos que alumbran
como una estrella surgida
del alma valiente y humilde
de un poeta en el corazón de su río



JUAN GELMAN


Él dijo que algún día la belleza vendrá
y cantó a los hijos negados de la historia
continuó lanzando versos ante el odio
creó poesía desde las ruinas de la poesía
prologó las batallas en poemas de Urondo
se afirmó en la memoria contra el sufrimiento
fue más que un grito solitario
alimentó de rocío nuestros olvidos
reunió en papeles los pedazos de un país
fue la casa en la soledad y el ostracismo
renovó la luz donde la sombra se acostó
abrazó el silencio desde la identidad
transformó los vientos en armas de coraje
tradujo la ira en la noche del mundo
fue otra vez la mañana en la ciudad despojada
el hombre de carne y metáforas y huesos
testigo viviente de un tiempo de tragedia
que nos enseña a ser dignos aun después de la muerte
hermano mayor en el largo camino
poeta de nuestras caídas y resurrecciones
que nos alienta desde el fondo del espejo
y será la belleza y vendrá por nosotros

Andrea Madrid

Mi príncipe

No sé si es el reflejo
de la noche
o tu caballo de plata.
Mi vestido es el rocío,
mi perfume tu mirada.
Eres bello, eres soñado.
Toma mi mano y llévame.
Allá donde el lobo le aúlla
a la luna y se cuelga de ella.
Allá donde el sol se oculta
en el mar  para dormir su siesta.
Allá donde el viento repite
tus palabras y acaricia tus cabellos.
Allá donde no hay dolor,
donde no hay muerte.
………….

Miguel Madrid

Plenilunio 

Alimenta la hojarasca
la pira de los miedos.
Epitafio final.

Las cenizas que abonan
el suelo marchito,
no podrán detener
el humus de la tierra.

Reverdecerán los brotes,
el aliento regará alboradas.

Ofreceré mi materia
a la alquimia
de nuevas creaciones.

El alma volará los cielos,
mi corazón será de todos.

Sin eclipses,
sólo plenilunios.


Ramas de un árbol 

Ramas desnudas
quieren atraparme en el mirador
donde moran los búcaros con flores.

Extensiones del tronco
que se bambolean reverenciales,
seduciendo en un ritual de cierzo.

Me ofrecen su refugio
cruzando la ronda
y se recogen presurosas.

La travesía es corta,
colmaré mis anhelos
en ese frenesí que espera.

El invierno pinta de gris
la inhóspita intemperie
y dilata la cadencia.

Cercanos matices nacerán
con fragancia de azucenas
y tus capullos se enlazarán con los míos.


La esperanza 

            Enrique Pichón Rivière: “la muerte está tan lejos como 
           grande sea la esperanza  que construimos”.

No me dejaré apresar,
no seré la víctima que huye
o se paraliza por el miedo.

Quiere cercarme
con sus sombras,
habitar mi cuerpo y pensamientos.

Aunque enmascare su mirada
descifro sus intenciones.

Envuelta en las telarañas del misterio,
es una mueca burlona
marcando realidades impensadas.

Preguntarle los motivos de su actitud.
No espero una respuesta creíble.

Será porque siempre aposté
a metas felices, a sueños realizados,
a la vida fluyendo en cada acción.

A palabras sinceras y abrazos fraternos
de los otros.

En estos días, la enfrento
con el coraje de mi ser
y la fe presente,
desafiándola.


Niños 

      Mis hijos

Ellos sin culpa corren y ríen.
¿Cómo sostener su ingenuidad?
¿Cómo preservarlos del adulto
que daña, discute, pelea
sin darse cuenta que son sólo niños?
Quiero preservarlos.
Reloj de arena que vuelva atrás,
ideal que se pueda alterar,
real, imposible,
el pasado vivido ya.
Volver a comenzar para
modificar actos mal hechos,
volver a comenzar para
modificar palabras mal dichas.
Ellos ingenuos juegan y ríen,
piruetas y malabares,
vida sana.
¿Cómo preservarlos?
Niños mis niños
quiero cuidar, sanar,
quiero acariciar, abrazar,
los amo,
es para siempre.

Mañana campestre -Arco Iris-

David Antonio Sorbille


Daniela
La luna duerme sobre su cabeza/ de oro pequeño y entrañable/ convirtiendo al fin/ el dolor del principio/ en la felicidad que nos conmueve/ porque Daniela conoció la vida/ en el mismo instante/ en que las lágrimas detuvieron/ su pendiente en tu rostro/ y un gigante dormido en el tiempo/ nos creció desde adentro/ con fuerza de titán

Fernando

Juega juega/ como el barco en su mundo liquido/ con las piernas de nubes/ y la vibración de las cajas musicales

Juega juega/ Fernando juega/ iluminando de sueños/ nuestra rutina y el dulce encanto

Juega juega/ que el hogar esta a su espera/ mientras la cuna que mamá prepara/ cobijará sus días y sus noches


De “Las huellas del silencio”, de David Antonio Sorbille, Ed. 3+1, 1999

EL VALOR DE LA POESÍA,

  POR DAVID ANTONIO SORBILLE

“Lejos, una luz dora todavía
La creación del futuro…”
Fernando Pessoa

En el lenguaje de los antiguos griegos, el vocablo “poesía” significaba “creación”, es decir, el producto artístico de la imaginación humana. Desde entonces, la poesía se ha transformado en el medio de expresión apropiado para distinguir la cultura de los pueblos. El concepto de su propuesta comunicativa se ha enriquecido en forma y contenido hasta asegurar definitivamente, la trascendencia de su innegable originalidad. En esa “puesta de relieve del lenguaje común”, como dice Ariel Bignami, la poesía reúne todos los matices y recursos que definen la dialéctica de una comunidad. Precisamente, en la historia de los pueblos, el material poético es el que más se conserva y determina su vigencia en el tiempo. Su itinerario expresado en verso, ha variado desde el ritual anónimo de los orígenes hasta el vigoroso énfasis de la actualidad. El espíritu de una comunidad nutria canciones guerreras, hazañas y lamentos que se fueron transformando en el registro de poetas reconocidos en los sentimientos e ideas que respetaban estrictas reglas de composición. Luego, privilegiando el ritmo de la creación, se sucedieron rupturas en las formas que demostraron la vitalidad constante de su sentido innovador. La poesía, o al decir de Pavese: “la nueva realidad que ha sido iluminada”, ha sido clasificada genéricamente como épica, lírica y didáctica, y sus clásicos ejemplos destacan: “La Ilíada” y “La Odisea” de Homero, las “Odas” de Horacio y “Las Geórgicas” de Virgilio, en donde por caminos diversos, encontramos narrativa, sensibilidad y enseñanza en función de una admirable unidad orgánica. Ese antecedente, es absolutamente válido para todas las obras posteriores, y que podemos sintetizar en la genial “Divina Comedia” de Dante Alighieri. Pero, la característica perceptiva de la poesía adquiere determinados signos estilísticos que logran revitalizarla de acuerdo a las exigencias de las distintas épocas. Poe, Baudelaire, Mallarmé, Whitman, Apollinaire, Maiacovski, Pound, Eliot, Yeats, Machado, Darío, García Lorca, Vallejo, Pessoa, Neruda, Borges, son algunos nombres que fueron promoviendo universalmente la vigencia incuestionable del arte poético. En ese camino extraordinario, el lenguaje cotidiano incorpora su propia revolución y el verso libre rescata la versatilidad contemporánea. La semilla es la palabra, pero el valor de la poesía, es necesario recordar, está inmerso en la renovación de las formas, y su razón de ser corresponde a la belleza, que siempre vendrá por nosotros.

jueves, 7 de noviembre de 2013

el chango nieto Luna Cautiva

Celia Cruz - Vieja Luna

Clair de Lune (Claro de Luna) - Debussy

YANNIS RITZOS

¿De verdad? ¿Has recibido carta?

¿De verdad? ¿Has recibido carta?
Rómpela
luego la recogeremos
trocito a trocito
la pegaremos
y la leeremos.
¿Escuchas los disparos?

De "De papel"
Versión de Coloma Chamorro, Javier Lentini y
Dimitri Papagueorguiu

ΕΡΓΑ ΜΙΚΗ ΘΕΟΔΩΡΑΚΗ και ΡΙΤΣΟ - 1

jueves, 24 de octubre de 2013

César Vallejo - Poesía Nueva

Poesía nueva ha dado en llamarse a los versos cuyo léxico está formado por las palabras "cinema, motor, caballos de fuerza, avión, radio, jazz-band, telegrafía sin hilos", y en general de todas las voces de las ciencias e industrias contemporáneas, no importa que el léxico corresponda o no a una sensibilidad auténticamente  nueva. Lo importante son las palabras.
Pero no hay que olvidarse que esto no es poesía nueva, ni antigua, ni nada. los materiales artísticos que ofrece la vida moderna han de ser asimilados por el espíritu y convertidos en sensibilidad. El telégrafo sin hilos, por ejemplo, está destinado, más que hacernos decir "telégrafo sin hilos" a despertar nuevos temples nerviosos profundas perspicacias sentimentales, ampliando videncias y compresiones y densificando el amor: la inquietud entonces crece y se exaspera y el soplo de la vida se aviva. esta es la cultura verdadera que da el progreso; este es su único sentido estético, y no el de llenarnos la boca con palabras flamantes. Muchas veces las voces nuevas pueden faltar. muchas veces un poema no dice "cinema", poseyendo, no obstante, la emoción cinemática, de manera oscura y tácita pero efectiva y humana. tal es la verdadera poesía nueva.
En otras ocasiones el poeta alcanza a combinar hábilmente los nuevos materiales artísticos y logra así una imagen o un "rapport" más o menos hermoso y perfecto. En este caso, ya no se trata de una poesía nueva a base de palabras nuevas como en el caso anterior, sino de una poesía nueva a base de metáforas nuevas. Mas también en este caso hay error. En la poesía verdaderamente nueva pueden faltar imágenes o "rapports" nuevos -función esta de ingenio y no de genio-, pero el creador goza o padece allí una vida en que las nuevas relaciones y ritmos de las cosas se han hecho sangre, célula, algo, en fin, que ha sido incorporado vitalmente en la sensibilidad.
La poesía nueva a base de palabras o de metáforas nuevas, se distingue por su pedantería de novedad y, en consecuencia, por su complicación y barroquismo. La poesía nueva a base de sensibilidad nueva es, al contrario, simple y humana y a primera vista se la tomaría por antigua o no atrae la atención sobre si es o no moderna.
(Es muy importante tomar nota de esas diferencias.)

(De Favorables - París - Poema, Nº 1, julio 1926, pág. 14).

En Argentina: Literatura y arte (textos escogidos), EDICIONES DEL MEDIODÍA, 1966

ODYSSEAS ELYTIS

Helena

Con la primera gota de lluvia murió el verano
Se empaparon las palabras que habían engendrado la
Claridad nocturna
Todas las palabras que estaban solamente destinadas ¡a Ti!
Hacia dónde extenderemos nuestras manos ahora que el
tiempo ya no nos tiene en cuenta
Hacia dónde abandonaremos nuestra mirada ahora
que las líneas lejanas naufragaron en las nubes
Ahora que tus párpados se cerraron sobre nuestros paisajes
Y estamos —como si la niebla hubiera penetrado en nosotros—
Solos totalmente solos rodeados de tus muertas imágenes.
Con la frente en la ventana velamos el nuevo dolor
No es la muerte quien nos derribará puesto que Tú existes
Puesto que existe en otra parte un viento para vivirte plenamente
Para vestirte de cerca como te viste de lejos nuestra esperanza
Puesto que existe en otra parte
Una verde llanura más allá de tu sonrisa hasta el sol
Diciéndole confidencialmente que nos encontraremos otra vez
No no es a la muerte a quien enfrentaremos
Sino a esta gota de lluvia otoñal
Un confuso sentimiento
La fragancia de la tierra húmeda en nuestras almas que
se alejan de todo
Y si no está tu mano en nuestra mano
Y si no está tu sangre en las venas de tus sueños
 La luz en el inmaculado cielo
Y la música invisible dentro de nosotros oh melancólica
Pasajera de todo cuanto nos retiene todavía en el mundo
Es el viento fresco la hora del otoño la separación
El amargo instante de apoyar el codo en el recuerdo
Que surge cuando la noche viene a separarnos de la luz
Detrás de la ventana rectangular que mira hacia la tristeza
Que nada ve
Porque se hizo ya música invisible llama en la chimenea
tañido del gran reloj de pared
Porque se hizo ya
Poema verso tras verso sonido paralelo a la lluvia
lágrimas y palabras
Palabras no como las otras pero también ellas solamente
destinadas: ¡a Ti!

el adversario - Emmanuel Carrère

yo quería escribir
un "no sé qué"
dulce, apacible,
algo invisible,
un "no sé qué"
amable,
agradable,
un "no sé qué,
que calma,
que encanta,
un "no sé qué",
que da confianza
incluso en el silencio
y así vengo a decirte
un "te quiero"

se supone que el personaje: Jean-Claude Romand (el criminal) escribió el poema
a la maestra de sus hijos.
poema incluido en la novela: EL ADVERSARIO
autor: EMMANUEL CARRÈRE

Mikis Theodorakis/Odysseas Elytis - Axion Esti - Anoigo To Stoma Mou - 0...

ROBERTO FERNÁNDEZ RETAMAR CUBA ANIVERSARIO

Reincidencia-Abigael Bohorquez

Jorge Luis Borges: Textos en su voz - El Gólem

jueves, 10 de octubre de 2013

Gonzalo Alejo Aguerrido Gorbea

QUE DEVUELVA ALGO VERDADERO (2):
Hermoso dice lo loco y gusté escribirlo, depende qué piense parece ofensivo, poesía nociva por ser auditorio, verborragia porque sé desusado, y malo cuando pasa de algo inconcluso a ser…El peligro real sería saber qué narra mi vocablo: no puedo hacerme cargo de alguien que no sea yo, no exento de metafísica pampeana para simular que activan lo nuestro por siempre.
Duele saber cómo sabía, crudeza perfecta, que no sienta no deja de buscar. Debe ser increíble para ser buscado, debe faltar simplemente. Desmemoria mi dogma rozar lo sugerente, decida qué pueda (qué no póngalo a un altar), no porque usted no recuerde no dice de mí lo que siento; lo suyo pretendo.
Sido postura de certidumbre de nadar y naufragar, orillas que la arena salva, complica enredado y se desató en qué no sé. Siento la abyecta diatriba artera, arteria harta a auto y compasión (tan normal todo); desbrazado quebranto del amor sin propietario, es energía ya sin sus partes, es amor en sí mismo sólo y perdido deambulando por el cosmos…
Infernal calor nunca antes vivido es que seamos, amor, ¿quién dijo llegaríamos a la belleza de conocernos? impresión nueva instantánea ambos creemos ahora. Caída no lamento ni ilusión desperdicia, despliega eco tu bello sonido en el momento y sin pensarlo. Otro rayo viene y dice “amemos” (casi surreal diría). Diosa en mi alma tu ser siente que voy sintiéndome dentro.

The Moon's a Harsh Mistress - Joan Baez

M. Theodorakis, G. Seferis - Sto Periyiali To Krifo

giorgos Seferis

Epigrama

Un borrón en el verde secante
un verso apagado sin final,
una pala de ventilador estival
que ha cortado el denso calor;
el ceñidor que se quedó en mis manos
cuando el deseo cruzó a la otra orilla
-esto es lo que puedo ofrecerte, Perséfone,
apiádate de mí y concédeme el sueño de una hora.

                                                                           Octubre 1939

De "Poesía completa"  Alianza Editorial, Madrid, 1986
Versión de Pedro Bádenas de la Peña

Yorgos Seferis - Mitologías XXIV

MUSICA ECUATORIANA LUNA BELLA

jueves, 26 de septiembre de 2013

j. m. coetzee

según mi experiencia, la poesía te habla y te llega a primera vista o no te llegará nunca. Hay un destello de revelación y un destello reflejo de respuestas. Es como el rayo. como enamorarse.

del libro: Desgracia.

maría teresa andruetto

la creatividad nace de la imaginación y la imaginación es la forma artística de la mentira.

del libro: lengua madre

ESTA NOCHE DE LUNA - Ariel Ardit y su Orquesta Típica (Auditorio Radio N...

Four Seasons - Blue Moon

Ella Fitzgerald Blue Moon

2ª parte Sonata CLARO DE LUNA BEETHOVEN (MOONLIGHT) adap. Guitarra

ODYSSEAS ELYTIS

Abro mi boca y se alboroza el mar...

                         Abro mi boca  *  y se alboroza el mar
            Y lleva mis palabras  *  a sus cuevas oscuras
       Y a las pequeñas focas  *  se las susurra
     Las noches en que llora  *  e la tortura del hombre.

                      Rajo mis venas  *  y enrojecen los sueños
             Y se producen aros  *  en los barrios de niños
                          Y sábanas en  *  las muchachas que velan
      Para escuchar secretas  *  las maravillas del amor.

          Me marea la cananga  *  y desciendo a mi huerto
   Y entierro los cadáveres  * de mis muertos secretos
      Y el entorchado de oro  * de las traicionadas
           Estrellas suyas corto  *  para que caigan al abismo.
        Se oxidan los barrotes  *  y castigo su época
       Yo, que puse a prueba   *  miles de bayonetas
             Y entre violas y nar  *  cisos el nuevo
                   Cuchillo preparo  *  que a los Héroes toca.

                Desnudo mi pecho  *  y se sueltan los vientos
                    Y ruinas arrasan  *  y arruinadas almas
         Y de sus densas nubes  *  purifican la tierra
         Para que se muestren   * los Prados Deleitosos!

De "Dignum est" 1959
Imprenta del Instituto Caro y Cuervo, Bogotá 1994
Versión del profesor Jorge Páramo Pomareda

kavafis

ÍTACA
Cuando salgas en el viaje, hacia Ítaca
desea que el camino sea largo,
pleno de aventuras, pleno de conocimientos.
A los Lestrigones y a los Cíclopes,
al irritado Poseidón no temas,
tales cosas en tu ruta nunca hallarás,
si elevado se mantiene tu pensamiento, si una selecta
emoción tu espíritu y tu cuerpo embarga.
A los Lestrigones y a los Cíclopes,
y al feroz Poseidón no encontrarás,
si dentro de tu alma no los llevas,
si tu alma no los yergue delante de ti.
Desea que el camino sea largo.
Que sean muchas las mañanas estivales
en que con cuánta dicha, con cuánta alegría
entres a puertos nunca vistos:
detente en mercados fenicios,
y adquiere las bellas mercancías,
ámbares y ébanos, marfiles y corales,
y perfumes voluptuosos de toda clase,
cuanto más abundantes puedas perfumes voluptuosos;
anda a muchas ciudades Egipcias
a aprender y aprender de los sabios.
Siempre en tu pensamiento ten a Ítaca.
Llegar hasta allí es tu destino.
Pero no apures tu viaje en absoluto.
Mejor que muchos años dure:
y viejo ya ancles en la isla,
rico con cuanto ganaste en el camino,
sin esperar que riquezas te dé Ítaca.
Ítaca te dio el bello viaje.
Sin ella no hubieras salido al camino.
Otras cosas no tiene ya que darte.
Y si pobre la encuentras, Ítaca no te ha engañado.
Sabio así como llegaste a ser, con experiencia tanta,
ya habrás comprendido las Ítacas qué es lo que significan.

esther pagano


poesía en 140

quarks ‏@Juan_Jes23 feb
La luna es una teta eternamente al aire.

Mauricio ‏@siemprevoysolo
Peor que una noche sin luna, es una sin tu sonrisa, cielo.

PoemasSinVersos ‏@PoemasSinVersos
Que todas las Lunas sean Lunas de miel.

Hernán A. Filgueira ‏@HERFIL24
Luna/vampiresa de la noche/te concedo mis venas.

programa emitido el 26/9/2013

jueves, 12 de septiembre de 2013

WALT WHITMAN

El halcón moteado cala sobre mí...

El halcón moteado cala sobre mí,
y me acusa lamentándose
por mi charla y mi pereza.

Yo también soy indomable,
yo también soy intraducible.
Sobre los techos del mundo,
resuena mi bárbaro graznido.

El último celaje del día,
se detiene a esperar por mí,
lanzo mi figura, tras las otras,
reposando verdaderamente en cualquier
sombra silvestre.
Me insta engatusándome hacia la bruma,
y hacia la oscuridad.

Me alejo como el aire,
sacudo mi bucle blanco en el sol fugitivo.
Vierto mi carne en remolinos,
y la dejo arrastrar por la mueca del encaje.
Me entrego, a mí mismo, al barro,
para brotar en la hierba que amo.

Si me necesitas,
búscame en la suela de tus botas.

Apenas sabrás quien soy,
y lo que quiero decir.
No obstante soy tu buena salud,
y filtraré con filamentos tu sangre.

No desfallezcas si no me encuentras pronto.
Si no estoy en un lugar, búscame en otro.
En algún lugar te estaré esperando.

Versión de Leandro Wolfson

XV CONCURSO INFANTIL DE POESÍA - APOA


GRAFFITIS
CATEGORÍA A

TERCER PREMIO
Nahuel Paredes - 7 AÑOS
Escuela Nº 10 de Distrito 4
“Gral Aráoz de Lamadrid” - CABA
Hace frío, el calor de mamá
es mi mejor abrigo

PRIMERA MENCIÓN
Dante Taboada - 8 AÑOS
Escuela Nº 4 de Distrito 15 - CABA
Este momento es mudo como la hache.

CATEGORÍA C

Gabriel Echeverría Duarte - 12 AÑOS
Escuela Nº 8 de Distrito 9
“Armenia Argentina” - CABA
Estrellas en el agua
se borran cuando llueve

TERCER PREMIO
Grisel Dahis Romero Ercole - 13 AÑOS
Escuela Nº 8 de Distrito 9
“Armenia Argentina” - CABA
Las Buenas Noches en mi jardín
danzan como bailarinas toda la vida

fedorio kowal

la luna sobre el molino
quiso otro rumbo tomar,
haciendo girar las aspas
iba aprendiendo a volar.


del libro collarcito de coplas y lunas, chaco, 1988

juan L. Ortíz

FUI AL RÍO

Fui al río, y lo sentía
cerca de mí, enfrente de mí.
Las ramas tenían voces
que no llegaban hasta mí.
La corriente decía
cosas que no entendía.
Me angustiaba casi.
Quería comprenderlo,
sentir qué decía el cielo vago y pálido en él
con sus primeras sílabas alargadas,
pero no podía.

Regresaba
-¿Era yo el que regresaba?-
en la angustia vaga
de sentirme solo entre las cosas últimas y secretas.
De pronto sentí el río en mí,
corría en mí
con sus orillas trémulas de señas,
con sus hondos reflejos apenas estrellados.
Corría el río en mí con sus ramajes.
Era yo un río en el anochecer,
y suspiraban en mí los árboles,
y el sendero y las hierbas se apagaban en mí.
Me atravesaba un río, me atravesaba un río!

La luna y el toro/Industria nacional.

Lunita de Taragui Tránsito Cocomarola.wmv

Il Volo PBS Concert, La Luna Hizo Esto (with Pia Toscano)

jueves, 29 de agosto de 2013

Beatriz SCHAEFER PEÑA

LÁZARO
Beatriz SCHAEFER PEÑA (Argentina)


  Hace tres días y dos noches
que yazgo boca abajo
en este pasadizo.
Alguien me llama por mi nombre
y me ordena volver al lugar
dispuesto a mi destino.
Soy un hombre que le teme a su dios,
a su castigo,
y que ya estuvo muerto.

Hoy regreso a la vida, a esa intemperie

Johann Wolfgang von Goethe

La novia de Corinto
[Poema: Texto completo.]
Johann Wolfgang von Goethe

Procedente de Atenas, a Corinto
llegó un joven que nadie conocía.
Y a ver a un ciudadano dirigióse,
amigo de su padre, y diz que habían
ambos viejos la boda concertado,
tiempos atrás, del joven con la hija
que el cielo al de Corinto concediera.

Pero es sabido que debemos caro
pagar toda merced que nos otorguen.
Cristianos son la novia y su familia;
cual sus padres, pagano es nuestro joven.
Y toda creencia nueva, cuando surge,
cual planta venenosa, extirpar suele
aquel amor que había en los corazones.

Rato hacía ya que todos en la casa,
menos la madre, diéranse al reposo.
Solícita recibe aquella al huesped
y lo lleva al salón más fastuoso.
Sin que él lo pida bríndale rumbosa
vino y manjares, exquisito todo,
y con un "buenas noches" se retira.

No obstante ser selecto el refrigerio,
apenas si lo prueba el invitado;
que el cansancio nos quita toda gana,
y vestido en el lecho se ha tumbado.
Ya se durmió... Pero un extraño huésped,
por la entornada puerta deslizándose,
a despertarlo de improviso viene.

Abre los ojos, y al fulgor escaso
de la lámpara mira una doncella
que cauta avanza, envuelta en blancos velos;
ciñen su frente cintas aurinegras.
Al ver que la han visto
levanta asustada
una blanca mano la sierva de Cristo.

-¿Cómo -exclama-, acaso una extraña soy
en mi hogar, que nada del huesped me dicen?
¡Y hacen que de pronto me acometa ahora
sonrojo terrible!
Sigue reposando
en ese mi lecho,
que yo a toda prisa el campo despejo.

-¡Oh, no te vayas, linda joven! -ruega
el joven, que de el lecho salta aprisa-.
Gusté de Baco y Ceres las ofrendas,
pero tú el amor traes, bella corintia.
¡Pálida estás del susto!
¡Ven junto a mí, y veremos
cuán benignos los dioses son y justos!

-¡No te acerques a mí, joven! ¡Detente!
¡Vedada tengo yo toda alegría!
Que estando enferma hizo mi madre un voto
que cumple con severa disciplina.
Naturaleza y juventud -tal dijo-,
al cielo en adelante
habrán de estarle siempre sometidas.

Y de los dioses el tropel confuso
de nuestro hogar al punto fue proscrito.
Sólo un Dios invisible hay en el cielo,
el que en la cruz nos redimiera, Cristo.
Sacrificios le hacemos,
mas no bueyes y toros son las víctimas,
sino lo más preciado y más querido.

Pregunta el joven, ella le contesta,
y él cada frase en su interior medita
-¿Pero es posible tenga aquí delante;
solos los dos, mi bella prometida?
¡Entrégate a mis brazos sin recelo!
¡Nuestra unión, que juraron nuestros padres,
juzgar puedes por Dios ya bendecida!

-¡No me toques, que a Cristo por esposa
destinada me tienen! Dos hermanas
me quedan..., tuyas sean...; yo soy del claustro;
sólo te pido de esta desdichada
alguna vez te acuerdes en sus brazos,
que yo en ti pensaré mientras la tierra
tarde -no será mucho- en darme amparo!

-¡No! ¡A la luz de esta antorcha juraremos
cumplir de nuestros padres la promesa!
No dejaré te pierdas para el goce,
no dejaré que para mí te pierdas.
¡A la casa paterna he de llevarte!
¡Ahora mismo la fecha convengamos
en que ha nuestro himeneo de celebrarse!

Truecan muy luego prendas de amor fiel;
rica cadena de oro ella le entrega;
rica copa de plata de un trabajo
sin par él brinda a la sin par doncella
-Tu cadenilla no me vale;
dame mejor, amada,
un rizo de tu pelo incomparable.

De los fantasmas en aquel momento
suena la hora, en tanto que dichosos
ellos se sienten, y el oscuro vino
se brindan mutuamente, y con sus pálidos
labios sorbe la novia el vino rojo.
Pero del pan que con amor le ofrecen,
abstiénese -y es raro-
de probar tan siquiera un parvo trozo.

En cambio, al joven bríndale la copa,
que él ansioso y alegre luego apura.
¡Oh qué feliz se siente en aquel ágape!
¡Del amor ambriento estaba y de ternura!
Mas, sorda a sus ruegos,
ella se resiste
hasta que él, llorando, se echa sobre el lecho.

Acércase ella entonces; se arrodilla.

-¡Cuánto verte sufrir me da congoja!
Per toca mi cuerpo, y con espanto
advertirás lo que calló mi boca.
¡Cual la nieve blanca,
cual la nieve fría,
es la que elegiste por tu esposa amada!

Con juvenil, con amoroso fuego,
estréchala él entonces en sus brazos.
-Yo te daré calor -dice-, aunque vengas
del sepulcro que hiela con su abrazo.
¡Aliento y beso cambiemos
en amorosa expansión!
¡Un volcán es ya tu pecho!

Préndelos el amor en firme lazo.
Lágrimas mezclan a su goce ardiente.
De un amado en la boca fuego sorbe
ella, y los dos a nada más atienden.
Con su fuego el joven
la sangre le incendia;
¡mas ningún corazón palpita en ella!

Por el largo pasillo, a todo esto,
la dueña de la casa se desliza;
detiénese a escuchar junto a la puerta,
y aquel raro rumor la maravilla.
Quejas y suspiros
de placer percibe;
¡los locos extremos del amor compartido!

Inmóvil junto al quicio permanece
la sorprendida vieja, y a su oído
llega el eco de ardientes juramentos
que su senil pudor hieren de fijo.
-¡Quieto, que el gallo cantó!
-¡Pero mañana a la noche!...
-¡Vendré, no tengas temor!

No puede ya la vieja contenerse;
la harto sabida cerradura abre.
-¿Quién es la zorra -grita- en esta casa
que al extranjero así se atreve a darse?
¡Fuera de aquí, en seguida!
Mas, ¡oh, cielos!, al punto reconoce
al fulgor de la lámpara a su hija.

De encubrir trata el frustrado joven
a su adorada con su propio velo,
o con aquel tapiz que a mano halla;
pero ella misma saca, altiva, el cuerpo.
Y con psíquica fuerza,
con un valor que asombra,
larga y lenta en el lecho se incorpora.

-¡Oh, madre! ¡Madre! -exclama-, ¿de este modo
esta noche tan bella me amargáis?
De este mi tibio nido, mi refugio
sin pizca de piedad ¿a echarme váis?
¿Os parece poco llevarme al sepulcro
al lograr apenas la flor de mis años?

Mas del sepulcro mal cerrado un íntimo
impulso liberóme; que los cantos
y preces de los curas, que acatáis,
para allí retenerme fueron vanos.
Contra la juventud, ¡agua bendita
de nada sirve, madre!
¡No enfría la tierra un cuerpo en que amor arde!

Mi prometido fuera ya este joven
cuando aún de Venus los alegres templos
erguíanse victoriosos. ¡La palabra
rompisteis por un voto absurdo, tétrico!
Mas los dioses no escuchan
cuando frustrar la vida de su hija
una madre cruel y loca jura.

Por vindicar la dicha arrebatada
la tumba abandoné, de hallar ansiosa
a ese novio perdido y la caliente
sangre del corazón sorberle toda.
Luego buscaré otro
corazón juvenil,
y así todos mi sed han de extinguir.

-¡No vivirás, hermoso adolescente!
¡Aquí consumirás tus energías!
¡Mi cadena te di; conmigo llevo
un rizo de tu pelo en garantía!
¡Míralo bien! ¡Mañana tu cabeza
blanca estará,
y tu cara, al contrario, estará negra!

Ahora, mi postrer ruego, ¡oh, madre! escucha:
¡Una hoguera prepara, en ella arroja
en sus llamas descanso al que ama, ofrece!
Cuando salte la chispa
y el escoldo caldee,
a los antiguos dioses tornaremos solícitas

EDGAR ALLAN POE

El cuervo


Una vez, en una taciturna media noche,
mientras meditaba débil y fatigado,
sobre un curioso y extraño volumen
de sabiduría antigua,
mientras cabeceaba, soñoliento,
de repente algo sonó,
como el rumor de alguien llamando
suavemente a la puerta de mi habitación.
>> Es alguien que viene a visitarme - murmuré
y  llama a la puerta de mi habitación.
Sólo eso, nada más. <<

Ah, recuerdo claramente
que era  en el negro Diciembre.
Y que cada chispazo de los truenos hacía
danzar en el suelo su espectro.
Ardientemente deseaba la aurora;
vagamente me proponía extraer
de mis libros una distracción para mi tristeza,
 para mi tristeza para mi Leonor perdida,
la rara y radiante joven
a quien los ángeles llamaban Leonor,
para quien, aquí, nunca más habrá nombre.

Y el incierto y triste crujir de la seda
de cada cortinaje de púrpura
me estremecía, me llenaba
de fantásticos temores nunca sentidos,
por lo que, a fin de calmar los latidos
de mi corazón, me embelesaba repitiendo:
>> Será un visitante que quiere entrar
y  llama a la puerta de mi habitación.
Algún visitante retrasado que quiere entrar
y  llama a la puerta de mi habitación.
          Eso debe ser, y nada más <<.

De repente, mi alma, se revistió de fuerza;
y  sin dudar más
dije:
>> Señor, o señora,
 les pido en verdad perdón;
pero lo cierto es que me adormecí y
habéis llamado tan suavemente
 y  tan débilmente habéis llamado
a la puerta de mi habitación
que no estaba seguro de haberos oído <<.
Abrí la puerta.
          Oscuridad y nada más.

Mirando a través de la sombra,
estuve mucho rato maravillado,
extrañado dudando, soñando más sueños que
ningún mortal se habría atrevido a soñar,
pero el silencio se rompió
y la quietud no hizo ninguna señal,
y  la única palabra allí hablada fue
la palabra dicha en un susurro >>¡Leonor!<<.
Esto dije susurrando, y el eco respondió
en un murmullo la palabra >>¡Leonor!<<.
          Simplemente esto y nada más.

Al entrar de nuevo en mi habitación,
toda mi alma abrasándose,
muy pronto de nuevo, oí una llamada
más fuerte que antes.
>> Seguramente -dije-, seguramente es
alguien en la persiana de mi ventana.
Déjame ver, entonces, lo que es,
y resolver este misterio;
que mi corazón se calme un momento
y averigüe este misterio.
          ¡ Es el viento y nada más.<<

Empujé la ventana hacia afuera,
cuando, con una gran agitación
y movimientos de alas
irrumpió un majestuoso cuervo
de los santos días de antaño.
No hizo ninguna reverencia;
no se paró ni dudó un momento;
pero, con una actitud de Lord o de Lady,
trepó sobre la puerta de mi habitación,
encima de  un busto de Blas,
encima de la puerta de mi habitación.
          Se posó y nada más.
 
Entonces aquel pájaro de ébano,
induciendo a sonreír mi triste ilusión
a causa de la grave y severa
solemnidad de su aspecto.
>> Aunque tu cresta sea lisa y rasa
-le dije-, tú no eres un cobarde <<.
Un torvo espectral y antiguo cuervo,
que errando llegas de la orilla de la noche.
Dime: >> ¿Cual es tu nombre señorial
en las orillas plutónicas de la noche?
El cuervo dijo: >> Nunca más <<.

Me maravillé al escuchar aquel desgarbado
volátil expresarse tan claramente,
aunque su respuesta tuviera
poco sentido y poca oportunidad;
porque hay que reconocer
que ningún humano o viviente
nunca  se hubiera preciado de ver
un pájaro encima de la puerta de su habitación.
          Con un nombre como >> Nunca más <<.

Pero el cuervo, sentado en solitario
en el plácido busto, sólo dijo
con aquellas palabras, como si con ellas
desparramara su alma.
No dijo entonces nada más,
no movió entonces ni una sola pluma.
Hasta que yo murmuré: >> Otros amigos
han volado ya antes  <<.

En la madrugada me abandonará,
como antes mis esperanzas han volado.
Entonces el pájaro dijo: >> Nunca más <<.

Estremecido por la calma,
rota por una réplica tan bien dada,
dije: >> Sin duda <<.
Esto que ha dicho
es todo su fondo y su bagaje,
tomado de cualquier infeliz maestro
al que el impío desastre
siguió rápido y siguió más rápido
hasta que sus acciones fueron
un refrán único.

Hasta que los cánticos fúnebres
de su esperanza, llevaran la melancólica carga de
>> Nunca - nunca más <<.
Pero el cuervo, induciendo todavía
mi ilusión a sonreír,
me impulsó a empujar de súbito
una silla de cojines delante del pájaro,
del busto y la puerta;
entonces, sumergido en el terciopelo,
empecé yo mismo a encadenar
ilusión tras ilusión, pensando
en lo que aquel siniestro pájaro de antaño
quería decir al gemir >> Nunca más <<.

Me senté, ocupado en averiguarlo,
pero sin pronunciar una sílaba
frente al ave cuyos fieros ojos, ahora,
quemaban lo más profundo de mi pecho;
esto y más conjeturaba,
sentado con la cabeza reclinada cómodamente.
Tendido en los cojines de terciopelo
que reflejaban la luz de la lámpara.
Pero en cuyo terciopelo violeta,
reflejando la luz de la lámpara,
ella no se sentará ¡ ah, nunca más!

Entonces, creo, el aire se volvió
más denso, perfumado por un invisible incienso
brindado por serafines cuyas pisadas
sonaban en el alfombrado.
>> Miserable -grité-. Tu dios te ha permitido,
a través de estos ángeles te ha dado un descanso.
Descanso y olvido de las memorias de Leonor.
Bebe, oh bebe este buen filtro,
y olvida esa Leonor perdida.
El cuervo dijo: >> Nunca más <<.

>> Profeta -dije- ser maligno,
pájaro o demonio, siempre profeta,
si el tentador te ha enviado,
o la tempestad te ha empujado hacia estas costas,
desolado, aunque intrépido,
hacia esta desierta tierra encantada,
hacia esta casa tan frecuentada
por el honor. Dime la verdad, te lo imploro.

¿ Hay, hay bálsamo en Galad? ¡Dime,
dime, te lo ruego ! <<.
          El cuervo dijo: >> Nunca más <<.

>> Profeta -dije-, ser maligno,
pájaro o demonio, siempre profeta,
por ese cielo que se cierne sobre nosotros,
por ese dios que ambos adoramos,
dile a esta pobre alma cargada
de angustia, si en el lejano Edén
podré abrazar a una joven santificada
a quien los ángeles llaman Leonor,
abrazar a una  preciosa y radiante
doncella a quien los ángeles llaman Leonor <<.
          El cuervo dijo: >> Nunca más <<.

>> Que esta palabra sea la señal de nuestra separación,
 pájaro o demonio - grité
incorporándome.
¡ Vuelve a la tempestad
y la ribera plutoniana de la noche!
No dejes ni una pluma negra como prenda
de la mentira que ha dicho tu alma.
¡ Deja intacta mi soledad!
¡ Aparta tu busto de mi puerta!
¡ Aparta tu pico de mi corazón,
aleja tu forma de mi puerta! <<.
          El cuervo dijo: >> Nunca más <<.

Y el cuervo sin revolotear, todavía posado,
todavía posado,
en el pálido busto de Palas
encima de la puerta de mi habitación,
sus ojos teniendo todo el parecido
del demonio en que está soñando,
y  la luz de la lámpara que le cae encima,
proyecta en el suelo su sombra.
Y mi alma, de la sombra que yace flotando
en el suelo no se levantará...
          ¡ Nunca más !

XV CONCURSO INFANTIL DE POESÍA 2013 - APOA

CATEGORÍA A - GRAFFITIS

PRIMER PREMIO
Jeremías Leitez Vera - 7 AÑOS
Escuela Nº 10 de Distrito 4
“Gral Aráoz de Lamadrid” - CABA
La luna se mete en los árboles
y pasa en silencio


SEGUNDO PREMIO
Luciano Frágola - 7 AÑOS
Escuela Nº 4 de Distrito 15 - CABA
Poesía, juego de metegol que cuando
ganás salís campeón de la libertad.

CATEGORÍA B
SEGUNDA MENCIÓN
Giuliana Miranda - 9 AÑOS
Instituto Juan Bautista Alberdi -
Isidro Casanova Bs. As.
Cae el sol, sube la luna, pasean en
coche por la laguna.

CATEGORÍA C
PRIMER PREMIO
Lautaro Quiroga - 12 AÑOS
Escuela Nº 8 de Distrito 9
“Armenia Argentina” - CABA
Encierro real, la libertad en blanco,
el lápiz la llave

GIPSY LIVE - Rayo de Luna

Tania Libertad Deja que salga la Luna (Cuando sale la Luna)

jueves, 15 de agosto de 2013

ana emilia lahitte


AUTORRETRATO

Me miro en el espejo.


Una mujer avanza
desnuda,
sin heridas aparentes.
Es una hembra espléndida
en épocas de celo,
tal vez.


                  Pero ya muerta.



En carne y sombra altiva
despoja sus silencios.
En silencio,
un idioma de albatros
la sustenta.


Se yergue luego

                            intacta

con dignidad de hiedra.
Y aferrada a sus muros
de lumbre y soledades,

                               espera.



Poemas de Ana Emilia en Aromito.

Soledad - Luna Cautiva

LOS TROVADORES - LUNITA DE TARAGUI

jueves, 1 de agosto de 2013

Tony Bennett - Fly me to the moon ( with Lyrics)

OKIGBO CRISTHOPHER - NIGERIA

EL AMOR SEPARADO



la luna se ha elevado entre ambos
entre dos pinos
que se inclinan uno hacia el otro.

el amor con la luna se ha elevado
nutrido de nuestros tallos solitarios.

y ahora somos sombras
que se adhieren una a la otra
pero sólo besan el aire.

GUILLAUME APOLLINAIRE

claro de luna


cada rayo de Luna es un rayo de miel
oculto yo imagino la muy dulce aventura
temo al dardo de fuego de aquella abeja Arturo
que dejó entre mis manos sus rayos engañosos
y robó miel lunar a la rosa del viento.

Luna la mona gimenez

Poema 15 - Me gustas cuando callas (Neruda)

Estela Barrenechea

LA CIUDAD, FOSA DE LA PENA
I
Noche cerrada,
noche donde se ocultan las sombras.
La luna se tiende en el llano
como una fruta blanca.

Sólo el viento es presagio.
El viento que retuerce la soledad
urde en cada oído
chirridos fríos
como abortos musicales.

del libro: El filo de la grieta
poema leído el 1/8/2013

jueves, 25 de julio de 2013

Neal Schon - Big Moon

Natalia Bernodat - saludo charla poesía canción - APOA en el Moyano - Ta...

carolina massola lee....

Friedrich Hölderlin

1

Salgo todos los días, siempre buscando un algo diferente,
ya he interrogado a todas las sendas del país,
ya visité todas las sombras y lo alto de las colinas frescas,
y las fuentes; arriba y abajo anda errante mi alma,
implorando reposo: de esta manera huye el ciervo herido hacia
          los bosques,
a donde a mediodía era costumbre suya descansar, a la sombra,
          tranquilo,
pero el lecho de musgo ya no es deleite para su corazón,
gime insomne, y el aguijón le espanta, inútil ya
el calor de la luz y el frescor de la noche
y baña en vano sus heridas en las olas del río.
Y como en balde tiende para él la tierra sus hierbas curativas,
y ninguno de los céfiros calma su sangre ardiente,
igual, parece, oh amigos, me pasa a mí, y nadie,
díganme, ¿nadie puede quitarme de la frente el triste sueño?


2

Sí, dioses de la muerte, sé que es vano suplicar, rebelarse
cuando tienen al hombre vencido, encadenado,
cuando lo aprisionan en la terrible noche,
de nada sirve ir contra ustedes, suplicar o buscarlos,
ni vivir con paciencia en este destierro de temor
y escuchar sonrientes su canto sereno.
Si debe ser así, olvida tu felicidad y duerme enmudecido.
Pero un sonido esperanzado en tu pecho germina,
no te es posible acostumbrarte, ¡no siempre puedes, alma mía,
y fantaseas en el interior de un sueño inalterable!
No es una fiesta para mí, sin embargo quisiera coronarme de
          flores;
¿no estoy, acaso, solo? Pero algo apacible debe venir a mí
desde muy lejos, y debo sonreír y sorprenderme
al pensar qué dichoso me siento en medio del dolor.

jueves, 4 de julio de 2013

Soda Stereo - Luna Roja

Wisława Szymborska

En el río de Heráclito; Wisława Szymborska


En el río de Heráclito
el pez pesca al pez,
el pez corta el pez con el filo de un pez,
el pez construye un pez, el pez vive en el pez,
el pez escapa del sitiado pez.

En el río de Heráclito
el pez ama al pez,
tus ojos —le dice— resplandecen como peces en el cielo,
quiero nadar hacia un mar compartido,
contigo, la más bella del cardumen.

En el río de Heráclito
el pez inventa al pez de peces,
el pez se arrodilla ante el pez, el pez canta al pez,
le pide al pez un nadar más ligero.

En el río de Heráclito
yo, pez claro, pez distinto
(aunque sea del pez árbol, del pez piedra)
escribo por momentos pececillos
sobre escamas plateadas y por tan corto tiempo
que, tal vez por eso, parpadea en su turbación la oscuridad.


Traducción de Gerardo Beltrán

poeta elegida por nuestra invitada MICHOU POURTALÉ

Beethoven - Moonlight sonata (Claro de luna)

Horacio Armani

HORACIO ARMANI ( La Pampa, 1925- Bs.As.,2013)

LUNA

TODAS LAS NOCHES
la luna
dibuja en el espacio
la memoria,
el recuerdo
de algún Juicio Final.

jueves, 27 de junio de 2013

Verónica peñaloza lee el poema "Plan B" dentro de "Luna enlozada" (el pr...

Verónica Peñaloza x Elsa Bornemann:"Poema del enamorado de la maestra"-"...


Poema del enamorado de la maestra (Elsa Bornemann)


Usted jamás va a saberlo
y es apenas una frase:
¿cómo escribir que la quiero
en el cuaderno de clase?

Usted nunca va a enterarse.
Es ancha esta pena mía...
¿Cómo contarle mi amor
con faltas de ortografía?

Usted pondrá "insuficiente"
a su alumno enamorado,
pues por volverla a tener
voy a repetir el grado.

jueves, 6 de junio de 2013

Lola Flores - Requiem por Federico García Lorca

Elsa Bornermann

ufa con el lunes!




falta a la semana
el octavo día:
¡qué bello domingo
yo le sumaría!

un nuevo domingo
en cada almanaque
(porque al feo lunes
ya no hay con quien lo saque).

con mis dos domingos
endomingaría
toda la semana
de paz y alegría.

y así, endomingado,
podría -yo creo-
soportar los lunes
tal como deseo.

Lunes: a la escuela.
Lunes: al deber.
mi alma dominguera
sueña sin querer.



El lagarto está llorando María Dolores Pradera y Los Sabandeños

jueves, 9 de mayo de 2013

Música Peruana .Paco Luján Canta Los Poemas de César Vallejo."La Cena Mi...

MIRTA EVA RUÍZ


                   POLVO DE TIEMPO
(poema inédito)

Polvo      de  ceniza
                                 el  tiempo
                                       que  todo    lo  devora
                   y  queda
como  la  quemazón
       del  crepúsculo
                                donde  se  inmola    la  tarde/
ésa
      que  pertinaz   vuelve
                                         en  un  nuevo  día/
entonces
                     /el  corazón/
                         se  saca     su  ropa  de  entrecasa
y   sale
                de  cara       al  aire  libre
                                       para  ensayar    la  altura
                                                    de  otro  vuelo^^^^^^
porque    la  vida
                               es     un  relámpago(
                                                               )
                                                               *
su  fulgor
                   nos  encandila
                       nos  enciende
                           nos  hiere
                   o         nos  derriba
                                                  su  serpenteante  cuerda/
                  es    un  breve   beso
                                     que  sin  querer
                                                                nos  asesina/
pero   hoy        me  regocijo
                             con  este  sabor      de  manzana
                               que  me  baila         en  la  boca
mientras
                 persigo   sueños
                                           de  mariposas       huidizas
             con    azules   latiguillos
                                            que  no  espantan     a  nadie
                                                          - pero  se  van –
    entonces     es
                              cuando  el  alma
                                         sola
                                               (se  exilia)
                                                          y   ya    
                                                                     no  canta.
                                                                                               Mirta E. Ruíz
                                                                                                  26-01-12

jueves, 2 de mayo de 2013

MARION BERGUENFELD


bella

algo sucedió en los espejos
está mamá
afilando sus peinetas de nácar
armas de dama decía
y atacaba lo crespo
mi mariposa oscura.

en todos los espejos
recién muerta
pide un cuento de ogros
que le apaguen la luz.


a María Meleck Vivanco


la novia de los veleros
las viudas han bajado al mar
se van los barcos 
no llevan velo
pero el pueblo es piadoso 

llegaron juntas 
y de a una se irán 
abandonando en el muelle
a la viuda novicia
la novia de los veleros

de ella naceré
de ella y de un varón
que vendía corales 
y tenía en la nuca 
un ojo místico 

seré su niña viuda 
con redes y anzuelos jugaré 
con la rueda del temporal
porque he nacido extraña
igual a tantas huérfanas de marino

sal en la sangre 


después me encerrarán 
harán muñecas de tela
dulces que no probaré

mientras dure la fiebre
y yo camine sonámbula 
hacia los barcos.

jueves, 25 de abril de 2013

Icnocuicatl (Lila Downs)



Este es un poema náhuatl del poeta y escritor contemporáneo Natalio Hernández. El náhuatl es hablado en el presente por millones en el México central. El náhuatl contemporáneo desciende de la lengua antigua de los Mexicas. Este poema habla de la muerte, la reencarnación y la resignación a la muerte, o más aún, de la visión de los mexicanos sobre la muerte.

ICNOCUICATL.
Mostla ...
Queman nehuatl nionmiquis
Arno queman ximocueso,
Nican ...
Ocsepa nican niohualas
Cualtzin huitzitzilin Nimocuepas.
Soatzin ...
Queman ticonitas tonatiu
Ica moyolo xionpaqui,
Ompa ...
Ompa niyetos ihuan totahtzin
Cualtzin tlahuili Nimitzmacas.

TRADUCCION
(Icnocuícatl): Canto de muerte
Mañana... Mañana cuando ya no estè
no quiero que usted esté triste;
a este lugar, a este lugar volveré
vendré en forma de un colibrí

Mujer... Cuando usted contemple la Risa del sol con su felicidad, Allí...
Allí estaré con nuestro Padre y una luz buena yo le enviaré.

Le Sang d'un Poète (The blood of a poet) - sub. spanish

POESÍA EN 140 CARACTERES



Macedonio Fernández. "Y yo miraré la próxima luna todavía sin entenderla"

Degnario ‏@RubenRmez
Un piso en la Luna. Ahí, cerca del cielo.

@Javix Rodriguez
Mi Amor te BAJARIA LA LUNA 
pero no tengo el LINK


Vivi ‏@VivianaSordelli 
Hay besos que prometen noche de luna llena.

SILVIA BUSTAMANTE


I

floto
y en el
agujero negro
me pierdo


II

zarzas
que trae
el viento
se acercan
envuelven
y
me llevan

jueves, 18 de abril de 2013

LIDIA ROCHA



De: Poemas de Sweyn. Del libro Norte
 
Norte
“aquí
pesa más la sangre que la muerte”
Leopoldo Castilla




1)

Fuimos niños al acecho del día

Amparo de tu miedo
mi voz
dio a luz un héroe:
te destejió la infancia
te enfermó de coraje
te dio tu propio peso

de árboles imprecisos
les lloverán las flechas

Niños a la siembra de la muerte
Violencia fue la sombra última

En el Norte la vida se gana
por las armas

(2)

De la memoria y el olvido:
camuflaje, sangre espesa
y mi voz.

Una promesa basta,
un beso entre las sombras,
para ponerte en pie
y que ellos no sepan
de dónde cae la muerte

Guerreros semejantes
a los pies de esta niña
que fui, que soy,
en el Norte.

(3)

Abrazados a la raíz del árbol
invisibles los ojos que se miran
(incandescencia que protegía la sombra)

repentina ceguera de la luna

silencios del bosque

Para cuando ellos vean
qué animales seremos con el alba
yo limpiaré la sangre de tu boca

Búhos oscuros fuimos
cazadores
en la noche del Norte

jueves, 28 de marzo de 2013

jueves, 21 de marzo de 2013

Beatriz Ferro


COSMOS

En el centro de la mesa
había rosas
rojo claro clarividente
fuerte fuego pasajero
alrededor
planetas de suflé
salsas, pan
carne asada
y manos que pasan la sal
el todo coronado
por el círculo leve
de las voces en ronda,
nuestra charla.
El tiempo,
el espacio, lo infinito
no tenían cabida
en nuestro personal sistema
planetario.

0 0 0 0 0


MOSCA

Tengo una mosca que me sigue
como un animal encantado.
Voy a la cocina y ahí está
fastidiando.
Voy al baño y ella
se hace presente.
En mi cuarto la veo
visitando la lámpara por dentro,
orbitando la nada
arriba
abajo.
No sé por qué me sigue.
Hago mi vida;
no tengo qué ofrecerle.
Cuido que no venga a la cama.
Es algo torpe
menos grácil que otras.
Sola en este piso alto
es casi menos mosca.
Ha llegado a inquietarme
como un ave.
Casi pájaro en jaula.

(del libro "Versos de bakelita").

http://apoaenelmoyano.blogspot.com.ar/2013/03/el-aporte-de-cristina-lucero-beatriz.html

LIDIA ROCHA


Poema de Alba

En el hogar a leña
las brasas
se apagan o se encienden
según el fuego

frágil y ardiente
el despuntar del día
anhela el corazón
gentil
de una mujer,
de un hombre

qué le hace al amor
la diferencia
entre a y o,
un cambio de género
entre dos sustantivos

María Julia Magistratti


LA GALLINA



La gallina conoce el hambre de esos niños.
ve la madre
traer los frutos
en un canasto de moscas
y el hilo de la naranja
corriendo por el cuello
del más pequeño.

Ve la siesta de un pescado
sobre el fuego.
el silbido de los choclos
en la olla.

La gallina es la única que ve la muerte de todos
porque no puede mirar de frente.





Del libro EA (ediciones del Mono Armado, Buenos Aires, 2007)

GERARDO CURIÁ


QUEBRADO AZUL
a Alejandro Mendez Casariego
En el faro mayor de Buenos Aires
se quiebra el azul en arcoiris grises
que tocan a un hombre del insomnio
a la altura del asfalto sucio,
allí,
donde la sombra carga su soledad
como una astilla de carozo
condenado en el centro
de su propia existencia,
y el color se vuelve plomo, herida,
y el viento arrastra
esa humedad de barro.
Figura trasnochada
junto a mendigos que duermen
y el sol que amanece en gorriones de polvo,
silueta de edificios.
Quebrado azul
y la calle ancha
camina hacia el lejano puente
que atraviesa el Riachuelo,
en el límite último de las fábricas secas
donde viven las ratas
y el silencio es un chirrido de óxido
en el hierro de la máquina quieta.
Y el azul quebrado
penetra en los ojos del alma
donde reside la memoria de los muertos
con sus huesos como flores de luto
con su polen de miedo.
Y en la última esquina
el azul que quiebra en rojos
hacia el tórax,
metal en la entraña.
Asesinos con quince pesos en la mano.
Quebrado azul,
y más allá,
sobre la línea del sur y del oeste,
hacia el agua cae la calle,
el cuerpo endurecido de golpes de la noche,
hacia el negro del río.
En la costa gritan eriales cancerberos.
Azul,
azul quebrado, Buenos Aires,
justo en la médula
que trama el abandono
su exquisito desconsuelo,
donde te mirás la tristeza
con tus piernas abiertas
y tu húmedo pubis de borrasca infinita,
puta ciudad de la agonía.
Azul,
quebrado azul.
Textos extraídos de "QUEBRADO AZUL", Gerardo David Curiá. Ediciones Patagonia, Bs. As. 2004.

ROQUE DALTON



Roque Dalton: Por qué escribimos, 1961


Uno hace versos y ama
la extraña risa de los niños,
el subsuelo del hombre
que en las ciudades ácidas disfraza su leyenda,
la instauración de la alegría
que profetiza el humo de las fábricas.

Uno tiene en las manos un pequeño país,
horribles fechas,
muertos como cuchillos exigentes,
obispos venenosos,
inmensos jóvenes de pie
sin más edad que la esperanza,
rebeldes panaderas con más poder que un lirio,
sastres como la vida,
páginas, novias,
esporádico pan , hijos enfermos,
abogados traidores
nietos de la sentencia y lo que fueron,
bodas desperdiciadas de impotente varón,
madre, pupilas, puentes,
rotas fotografías y programas.

Uno se va a morir,
mañana,
un año,
un mes sin pétalos dormidos;
disperso va a quedar bajo la tierra
y vendrán nuevos hombres
pidiendo panoramas.

Preguntarán qué fuimos,
quienes con llamas puras les antecedieron,
a quienes maldecir con el recuerdo.

Bien.
Eso hacemos:
custodiamos para ellos el tiempo que nos toca.

ALONSO BARROS PEÑA

DÉDALO

KELLY GAVINOSER


 Pala-  (que horada terrones /  tierra  /  Tierra)    (-bra)

 (pal-)      -abra      (entre  las grietas mudas)

 (pa-)        -labra     (el vientre mujer-tierra)


 
( y )
(aún)
(aun)



bal     ...     bal     …     bal

      bucea

  bu - ce – a

       b - u - c - e - a  

ALONSO BARROS PEÑA

ORQUÍDEA

jueves, 14 de marzo de 2013

MARCELA COLLINS

Luna incendiaria.
Puta sagrada.
Reina en harapos.
Habitante errante
de los extremos.